A todos los traductores nos gustaría que nuestro trabajo fuera impecable, pero lo cierto es que todos cometemos errores. Lo malo es que, a veces, reincidimos y volvemos a utilizar una palabra prohibida, o se nos vuelve a colar una expresión que no le gusta a nuestro cliente, o se nos olvida que, para determinada organización, el símbolo de la moneda tiene que ir delante —o detrás— de la cifra. En esta sesión veremos, en la práctica, cómo utilizar la versión gratuita de XBench para que recuerde todas esas cosas por nosotros. Nos adentraremos en el mundo no tan misterioso de las RegEx para hablarle a XBench en su propio idioma, y comprobaremos que no es necesario saber programación ni códigos secretos para darle instrucciones precisas que detecten errores que el corrector ortográfico no encontraría jamás. Y, sobre todo, aprenderemos a convertir las correcciones y preferencias de nuestros clientes en reglas que nos salvarán de tropezar dos, tres o más veces en la misma piedra.
La sesión está dirigida a traductores de cualquier nivel de experiencia y conocimientos informáticos, pero especialmente a los que alguna vez han intentado usar XBench y se han desanimado al pensar que era una herramienta complicada de entender o de utilizar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *