Dada la creciente cantidad de personas bilingües, mas no traductores profesionales, que incursionan día a día en esta rama de la lingüística, es cada vez más frecuente encontrar errores que son pasados por alto, ya sea por el traductor o por el revisor. El problema con estos errores es que muchas veces se cree que son correctos pues los encontramos, incluso, en publicaciones serias o constantemente en nuestras lecturas cotidianas en internet.
Con esto en mente, la información de esta ponencia la he elaborado para exponer esas “minucias” del lenguaje y así poder evitar esas imprecisiones lo más posible en nuestra práctica profesional, ya sea como traductores, revisores o editores.
Mediante una investigación académica que realicé de diversos textos traducidos del inglés al español y de las normas establecidas por la RAE, además de la participación de algunos traductores profesionales en una pequeña encuesta en internet, logré registrar algunos errores que son recurrentes en las traducciones.
Gracias a la identificación temprana de dichas incorrecciones es posible mejorar la calidad de las traducciones y revisiones que proporcionamos. Así, podemos contribuir a la utilización y difusión del uso correcto de la lengua española y a la transmisión más que adecuada de la información, ideas e interpretaciones originales del autor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *